• Marketing digital para micropymes y autónomos. 
  • Publicidad en Google y Facebook Ads.
  • Posicionamiento en Google para negocios locales.

12 objetivos de marketing digital para negocios

¿Qué objetivos quieres conseguir con el marketing digital para tu negocio? Esta es la primera pregunta que le realizo a mis clientes cuando tengo la primera entrevista con ellos.

La respuesta suele ser casi siempre la misma: ganar más dinero. Este es un error bastante frecuente porque ganar dinero no es un objetivo en sí mismo, es la consecuencia de alcanzar los objetivos de marketing digital que se hayan definido.

Claro que de todas las empresas necesitan ganar dinero y es su fin principal.  Sin embargo, no es un objetivo que te puedas plantear dentro de un plan de marketing o una estrategia digital.

Objetivos pueden haber tantos como empresas. Aunque hay ciertos objetivos que se repiten con frecuencia, al margen de detalles específicos de cada negocio.

Hoy te traigo una lista con los 12 objetivos de marketing digital más comunes.

Objetivos de marketing digital más comunes

Mejorar el posicionamiento de la marca en Internet.

Este objetivo está muy relacionado con el posicionamiento SEO, aunque no es el único. Este tipo de estrategia sería de Inbound Marketing, es decir, tener presencia digital para que tus clientes potenciales te encuentren cuando buscan tus productos o servicios.

Cuando hablamos de posicionamiento siempre pensamos en el buscador de Google,  aunque también podemos posicionarnos en las búsquedas locales en Google Maps, en redes sociales cuando buscan por hashtag, o en Youtube, que además de ser una red social se ha convertido también en un buscador.

Este objetivo es a cumplir en un medio o largo plazo,  por lo que si necesitas generar ingresos a corto plazo es una estrategia que debes trabajar en combinación con otras que den resultados a corto plazo.

Reducir la dependencia de otras estrategias de marketing, comunicación y ventas menos rentables y medibles.

La gran ventaja del marketing digital y el comercio electrónico frente a otras estrategias de marketing, comunicación y ventas, es la posibilidad de medir el grado de cumplimiento de las ventas y rentabilizar de forma eficiente la inversión que se haga en la promoción del negocio online.

El marketing tradicional, cómo puede ser por ejemplo un buzoneo, presenta como una dificultad el hecho de no poder medir el impacto que ha tenido esa comunicación con el potencial cliente. 

Nunca sabrás si llegó a leer el documento, si lo recogió, si mostró interés, incluso puede ser complicado comprobar si ha generado una venta esa acción promocional.

Igual sucede con una valla publicitaria o un anuncio en radio, por ejemplo. Esta dificultad para medir el efecto que ha producido esa campaña promocional también complica el poder medir la rentabilidad qué te ha proporcionado.

Por el contrario,  el marketing digital si te va a permitir  por una parte llegar a las personas que realmente están interesadas en tus productos y servicios,  y dispuestas a pagar por ello, conocer el impacto que ha tenido la campaña de marketing, la comunicación y las ventas que se han derivado, y obtener la rentabilidad  de esa inversión.

Monitorizar lo que se está diciendo de tu negocio en Internet.

Mantener la reputación de un negocio también es un objetivo de marketing. Hoy día cualquier persona tiene en la mano un dispositivo con el que poder comunicar a todo el mundo su experiencia con un producto o una marca. Para bien o para mal.

Perseguir este objetivo te permitirá comunicarte con las personas que opinan sobre tus servicios, tus productos o tu negocio e interactuar con ella directamente, para fidelizar aquellos que estén satisfechos y atender aquellos que no lo estén dando respuesta a su reclamación.

Desarrollar acciones de marketing dirigidas a que los usuarios interactúen comenten compartan y participen de forma activa sobre el negocio.

Este objetivo está muy relacionado con las redes sociales aunque no  es el único canal dónde se puede aplicar.

La finalidad es la de conseguir embajadores de tu marca, así como escuchar sus opiniones y mantener un trato cercano con ellos para detectar sus necesidades, sus deseos y ganar su confianza.

Que los usuarios interactúen sobre tu negocio no va a producir ingreso directamente, pero el trato cercano,  saber qué deseos y necesidades tienen tus potenciales clientes para satisfacerlos, y ganar su confianza son factores que si generan ventas.

Compartir material audiovisual con tus seguidores.

Las estrategias de marketing que incluyen vídeo está demostrado que son más efectivas, a la hora de captar la atención de los usuarios, qué otras.

Los vídeos tienen que aportar valor para tus seguidores. La finalidad no es hacer un anuncio como los que tenemos en la televisión, sino emplear el vídeo para educar, entretener y fidelizar a tus seguidores.

Incluso para humanizar tu marca, por lo que debes perder el miedo a ponerse delante de la cámara y mostrar a tus clientes o potenciales clientes quién hay detrás de tu negocio y cómo puedes ayudarles.

Humanizar la marca mediante contenidos que muestren que detrás de la empresa hay un equipo.

Los tiempos en los que una marca o un negocio se escondía tras un logo o un edificio de hierro y cristal pasaron a la historia. 

El consumidor de hoy día quiere saber quién hay detrás de ese negocio que le está ofreciendo productos o servicios que necesita.

Las imágenes, el vídeo o el podcast,  son herramientas que te permitirán mostrarte más cercano y que detrás de tu marca hay personas con las que tú usuarios pueden comunicarse directamente y empatizar.

Fidelizar clientes.

Es de 6 a 10 veces más caro y difícil venderle a un cliente nuevo que a uno que ya te ha comprado.

Por supuesto que debes buscar clientes nuevos todos los días. Pero hay que focalizarse más en mantener los que ya tienes, y que aumenten el volumen o la frecuencia de compra.

Para ello en internet hay estrategias que funcionan muy bien como el email marketing, aunque haya gente que se empeñe en decir que esa estrategia ya no funciona.

Aumentar el volumen de ventas o la contratación de un servicio.

Para este objetivo hay que ser muy preciso. No vale con decir que queremos aumentar los ingresos,  o conseguir más clientes.

También hay que tener presente que este tipo de objetivos tienen que ser claros, medibles y alcanzables.

Esto representa qué, por ejemplo, se marca como objetivo aumentar la facturación un 5% en un año. 

Como objetivo es claro porque sabemos que ese 5% es cuantificable, es medible porque podemos medir el volumen de ventas que vamos teniendo,  y es alcanzable porque aumentar la facturación de un negocio un 5% es razonable si se tienen los medios y los recursos para ello.

Diferenciarse de la competencia.

Cuando un mercado está muy saturado se tiende a competir por precio. Esta es una mala estrategia porque reduce los márgenes de beneficio y pone en riesgo la viabilidad del negocio.

Una alternativa es la de diferenciarse de la competencia. Si eres diferente, aunque trabajes en el mismo sector que la competencia, no tendrás que bajar tus precios. Porque tus potenciales clientes valorarán ese hecho diferencial, si les aporta valor, y estarán dispuestos a pagar incluso un precio mayor.

Dar una imagen innovadora.

Innovar no tiene que ver con inventar la rueda, ni es algo limitado a las grandes empresas que pueden hacer grandes inversiones de capital.

Simplemente, con realizar cambios sobre lo ya establecido es innovar. Y la innovación también es una forma de diferenciarse de la competencia.

Presentarte como una empresa innovadora atraerá la atención de tus posibles clientes, porque lo nuevo y lo que se mejora despierta interés.

Mejorar el servicio de atención al cliente.

El consumidor de hoy día a cambiado. es un cliente omnicanal y utiliza diferentes  vías para comunicarse con las empresas y negocios que le interesan.

Para cumplir con el objetivo de mejorar la atención al cliente, con el marketing digital, será necesario emplear nuevas herramientas como los chats en la página web, WhatsApp, e incluso las redes sociales, entre otros.

Será necesario establecer protocolos y generar recursos para mejorar ese servicio de atención al cliente. 

Generar nuevas fuentes de ingresos.

La digitalización ha permitido que las empresas pueden generar nuevas fuentes de ingresos.

Un ejemplo reciente lo tenemos en los centros deportivos, gimnasios, entrenadores personales, y otros profesionales que han utilizado canales de comunicación audiovisual para mantener su actividad durante la crisis del covid 19, impartiendo clases online.

Si necesitas ayuda para definir los objetivos de tu negocio y llevarlos a la práctica, me tienes a tu disposición. Tan solo tienes que contactarme y concertamos una entrevista.

Sugerencias

Deja un comentario